Inicio Santa Marta Joyas arquitectónicas de Santa Marta, edificios que cuentan la historia

Joyas arquitectónicas de Santa Marta, edificios que cuentan la historia

por Redacción SMAD

El Magdalena fue uno de los nueve estados originales que conformaron los Estados Unidos de Colombia, entre 1861 y 1886 y en su capital Santa Marta todavía quedan en pie testigos mudos de la historia, edificios que son verdaderas joyas arquitectónicas.

Los edificios que componen las ciudades forman parte de su atractivo más especial. Desde el comienzo de la historia, la arquitectura ha formado parte esencial de la belleza de los países. Sería difícil imaginar a París sin la Torre Eiffel o a Roma sin el Coliseo o a Santa Marta sin su Catedral.

Santa Marta, fue la primera ciudad fundada de nuestro país y el lugar donde murió el libertador Simón Bolívar. Las estaciones de ferrocarril ubicadas en el departamento cuentan la historia del ferrocarril en Colombia.

En la actualidad se mantienen en pie algunos bienes de interés cultural declarados Patrimonio de la Nación, por la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura, que representan la historia de su gente y ofrecen la oportunidad de que el resto de Colombia se reconozca a sí misma y encuentre en ellos parte de su identidad.

¡Conozca con Santa Marta Al Día los más representativos:

Casa de la Aduana

Fue la primera edificación que se construyó en América (1531) que todavía permanece en pie. Aquí vivió Simón Bolívar los días previos a su muerte. Desde 2014 funciona como Museo del Oro Tairona.

Claustro de San Juan de Nepomuceno

El Real Seminario Conciliar es la tercera de las edificaciones más antiguas de Santa Marta. Fue ocupado en 1725 por la iglesia católica y hoy es considerado uno de los principales centros culturales de la región.

Catedral Basílica de Santa Marta

Situada en una plaza en pleno centro histórico de Santa Marta se puede descubrir en la Catedral Basílica de Santa Marta, uno de los edificios religiosos más importantes de la ciudad. Es de estilo renacentista y fue construida en los años 1760. Durante 12 años, albergó el cuerpo de Simón Bolívar. Desde 1953, se hallan los restos de Rodrigo de Bastidas.

Liceo Celedón

La edificación donde funciona esta institución fue declarada Monumento Nacional, por medio del Decreto No. 2529, del 17 de diciembre del año 1993.

Su construcción se inició a comienzos del año 1913, bajo la dirección del arquitecto español Alfredo Bademes y Noll, estilo republicano, consta de dos pisos y cuatro tramos organizados alrededor de un gran patio, con corredores abiertos sobre él.

Quinta de San Pedro Alejandrino

La Quinta de San Pedro Alejandrino es una hacienda fundada por Francisco De Godoy y Cortesia en 1608. Tiene gran importancia histórica ya que en esta hacienda Simón Bolívar pasó sus últimos días antes de fallecer el 17 de diciembre de 1830. Dentro de la Quinta de San Pedro Alejandrino también se encuentra una hacienda dedicada a la producción de miel, panela y ron.

Antiguo hospital San Juan de Dios

El hospital fue construido en 1746. En sus inicios, fue atendido por los religiosos de la orden de San Juan de Dios, que le dieron su nombre. ​ En 1880 quedó bajo la atención de religiosas. ​ En 1991 quedó abandonado por casi 10 años.

En 1999 Bien de Interés Cultural de Carácter Nacional y en 2002 se creó una corporación para restaurarlo y convertirlo en centro cultural y académico vinculado a la Universidad del Magdalena. ​En la actualidad alberga oficinas de la Gobernación del Magdalena. Es un Bien de Interés Cultural de Carácter Nacional.

Alcaldía de Santa Marta

En el edificio donde funciona la alcaldía de Santa Marta, está ubicada del lado oriental de la Plaza de Bolívar. Data de 1930, su constructor fue Francisco Gámez y fue erigida para albergar la Gobernación del Magdalena. En 1975 se trasladaron las oficinas de la Alcaldía de Santa Marta y la Gobernación pasó al desaparecido Hotel Tairona, junto al malecón.

Palacio de Justicia

El palacio fue construido a principios del siglo XX en tiempos de bonanza bananera. ​ El edificio se encuentra junto a la Antigua Escuela Cuarta y frente a la estatua de Francisco de Paula Santander. A su vez, desde la década de 1930 el lugar también es conocido como parque Santander en honor a ese prócer colombiano, conocido como El Hombre de las leyes.

Cementerio San Miguel

Hasta 1787 las personas de las clases altas eran enterradas en la Catedral Basílica y otros templos de la ciudad. En 1787, durante el reinado de Carlos III, se emitió una Cédula Real ordenando que se construyeran cementerios por fuera del casco urbano. ​ Por esta razón en 1793 se definió el lote donde sería construido el cementerio de San Miguel junto al viejo camino a Gaira.

 Ese año el obispo Anselmo José de Fraga y Márquez comenzó las obras, que solo se terminaron en 1808, cuando ya era obispo Miguel Sánchez Cerrudo, que también construyó la primera capilla.

Noticias relacionadas