Inicio Santa Marta “Los carrotanques en El Pando los manejan una mafia”: líder comunal

“Los carrotanques en El Pando los manejan una mafia”: líder comunal

por Gennys Alfonso Álvarez

La comunidad exige la presencia del Gerente de la ESSMAR para que constate la situación. Llevan más de 3 meses sin recibir agua por el ducto y los carros sisternas  son presuntamente manipulados.

Amenazada de muerte y obligada a callar, Katherine Pérez denunció las anomalías que a diario se presentan en la parte alta del barrio El Pando con el proceso de distribución del agua en los carrotanques. La líder comunal asegura que hay mafias que eligen a dedo a quién le permiten tomar el líquido que envía el Distrito.

Le puede interesar: En Gaira individuos comercializan agua conectados de tubo madre del acueducto de la ciudad

Ante esta confusa situación, Pérez y otros miembros de la comunidad, indican que aunque padecen desde hace 3 meses por no recibir el servicio por el ducto, no son tenidos en cuenta a la hora en que se disponen las rutas de los carrotanques. Buscan una respuesta a la exclusión constante, por lo que solicitan la presencia del gerente de la Empresa de Servicio Públicos (ESSMAR), José Rodrigo Dajud.

“Ya nosotros no sabemos qué hacer ni tampoco a quién recurrir, porque a donde vamos nadie nos brinda solución. Sabemos que en este momento no está funcionando el bombeo pero aquí llegan carros con agua y eso lo manejan a su antojo”, dijo Katherine.

La denunciante explica que en la zona existe una persona que los está privando de este beneficio. “Martín Barrera es quien está a cargo de estos carotanques, pero no nos benefician sabiendo que lo necesitamos y más en esta pandemia, Aquí hay ancianos, niños y enfermos. ¿Cómo es posible que este señor diga que él es quien decide a quién le da agua?”, agregó.

Esta no sería la primera vez que se pronuncian sobre esta situación, Katherine precisa que en varias ocasiones han acudido al despacho de Dajud pero no han recibido soluciones.

Asimismo requieren la acción de la alcaldesa Virna Johnson, ya que para la población afectada se le hace difícil prevenir el Covid-19 con el lavado de manos si el agua se les ha convertido en un espejismo en pleno desierto.

Noticias relacionadas