Síguenos

Tendencia

Yagé, la bebida que cura el cuerpo y el alma, ¿la tomarías?

La toma indígena es considera por los científicos un buen antidepresivo y han realizado investigaciones para incluirlo como parte de terapias en personas con depresión.

El yagé o ayahuasca conocido como ‘el bejuco del alma’, es una preparación purgante procedente de la medicina tradicional indígena del Putumayo y Amazonas colombiano, su acción es integral, física, mental y espiritual. Se dice que La purga con yagé (ayahuasca) es una experiencia catártica y liberadora que puede abrir la posibilidad para una vida consiente, más plena y satisfactoria que es un espacio para la exploración de la propia conciencia.

Es decir, una investigación de la conciencia de la mente y del alma, no es un asunto de “especialistas”, sino que cada persona puede sumergirse en la profundidad de su inconsciente para develar el origen de sus bloqueos emocionales y asumir la tarea de eliminarlos.

Hacer la toma de Yagé no es un divertido plan turístico de fin de semana, algunos dicen que lo toman como un remedio que permite descubrir enfermedades del cuerpo y corrige cuando estamos mal de comportamiento en la vida.

QUE ES EL YAGE

Posted by Leonardo Cristus Copeyrum on Friday, 6 April 2018

Según los chamanes, es ‘el bejuco del alma’, que todo lo ve, incluso lo que hay dentro de la persona”. Con seguridad, son muchos más quienes toman yagé y viven sus ‘pintas’ y regresan a sus casas sintiéndose aliviados de cuerpo y alma, pero hay que tener en cuanto pasos a seguir para la toma del yagé, que para unos suena fácil, pero no lo es.

La persona debe saber qué busca yendo al ritual, así mismo estar informada, contar con referencias respecto a lo que va a encontrar, también que exista un marco ritual: “El yagé no se puede tomar de cualquier manera.

La toma tiene que estar liderada por un conocedor, un taita y también la presencia en el ritual de alguien experto en traducir estos elementos propios indígenas a la mirada urbana. Puede ser un psicoterapeuta, por ejemplo, alguien que tenga experiencia ante posibles casos de brotes psicóticos, para saber manejarlos.

Desafortunadamente no todas las personas siguen recomendaciones y salen en busca de este brebaje que para muchos es, “el remedio que cura por dentro y por fuera”, algo que utilizan las personas para conocerse a sí mismas, para curar enfermedades, sanar males de amor… Cuando tienen reacciones fuertes es porque las personas llevan malos espíritus, y el yagé los quiere sacar, y esa es la búsqueda de liberación de quienes acuden a la toma de él.

El guía, Leonardo Cristus Copeyrum, lleva más de 14 años realizando estas tomas en diferentes partes del país e incluso en otros países, asegura que los más importante para realizar la toma es la preparación previa que incluya una dieta rigurosa, con la que se prepara el cuerpo para ser limpiado por el brebaje.

TESTIMONIO

Personas que han realizado la toma con este guía, le contaron a Santa Marta Al Día que es un practica segura y que esta experiencia les cambio la vida.

“Yo sentía miedo porque es era algo nuevo y desconocido, pero viajé hasta Medellín y allá en una alejada finca en Copacabana viví junto a mi familia y un grupo cerca de 80 personas, está maravillosa experiencia que puedo decir que me ayudo a conectarme conmigo, conocerme y saber cosas que tenía guarda en mi mente y corazón que me lastimaban sin darme cuenta”, contó una de las personas tomó Yagé.

En su dialogó con este medio digital, agregó “Leonardo es un ser especial, desde que uno llega transmite su buena energía y eso comienza a darle a uno la confianza para estar tranquilos, al explicar que la bebida lo que provoca es una conexión neural entre el mente y el alma, algo que normalmente los ser humanos no podemos lograr, lo que agudiza tus sentidos y hace que vivas experiencias que aun que parece locas e irreales, te ayudan a sacar muchas cosas guardadas, los otros efectos como vomito y diarreas son secundario y liberadores, sientes que satisfacción de sacer de ti todo eso que está dañando tu cuerpo”.

Esta persona dijo que fue tan enriquecedor esto para su vida que buscó una segunda toma, porque sentí que faltaba más, “la segunda vez fue más tranquilo y como ya uno sabe todo se logra conectar mejor, yo recomiendo esta toma, es muy buena y ayuda a liberar el alma, la mente y nos proporciona salud”, finalizó.

Aquí les dejamos algunos videos en los que el guía, Cristus Copeyrum habla sobre la toma.

LA GRAN DIFERENCIA!

Posted by Leonardo Cristus Copeyrum on Tuesday, 10 April 2018

DEJA TUS MIEDOS.

Posted by Leonardo Cristus Copeyrum on Tuesday, 15 May 2018

CIENTÍFICO LO INVESTIGAN

La toma de del Yagé se ha convertido en objetivo de investigación por parte de científicos, que aseguran que esta bebida podría llegar a hacer parte fundamental en la recuperación de personas que sufren de depresión.

Es considera una droga en Europa, y podría ser la clave para el desarrollo de nuevas terapias antidepresivas, según un equipo de científicos que viajará a Perú para descifrar algunos de los enigmas de este ritual propio de chamanes.

La expedición ‘Neuron’, liderada por el neurólogo checo Tomas Palenicek, lleva dos años de preparativos y culminará en el primer semestre de 2020 en la selva peruana, explicó el neurólogo Tomas Palenicek, del Instituto Nacional de Salud Mental de República Checa.

Uno de sus objetivos es medir mediante electroencefalogramas (EEG) los efectos del ritual de la ayahuasca, un brebaje marrón con propiedades altamente psicoactivas que los chamanes de muchos pueblos de la Amazonía usan para entrar en contacto con sus dioses.

“La idea es obtener escalas psicométricas antes y después de la ceremonia para detectar el cambio de estado de ánimo y si los efectos son prolongados”, señaló Palenicek.

Los científicos esperan trabajar con un mínimo de 18 voluntarios, hombres y mujeres, quienes, al recibir la bebida, no sabrán si realmente contiene el habitual agente psicoactivo, o si es un placebo. El ritual, en el que participarán indígenas y chamanes locales, será filmado.

No obstante, el enfoque de entonces, centrado en los efectos químicos de las sustancias bebidas, se ha desplazado ahora a la búsqueda de una aplicación concreta, sobre todo a un uso terapéutico para tratar diversas neuropatologías y, en especial, para combatir las depresiones y la ansiedad.

La idea además es ampliar la investigación más allá de lo que supone la ingestión de la ‘droga’, al cuestionarse también el papel que desempeña el propio ritual.

El consumo de la ayahuasca “ofrece experiencias muy profundas que muestran los procesos internos (del subconsciente), a lo que no tenemos acceso normalmente, y nos muestra el mundo de manera diferente”, destacó Palenicek.

A pesar de que la sustancia tiene un fuerte efecto alucinógeno, la persona que la ha bebido mantiene una consciencia clara, sabe que lo que está viviendo se debe a la ayahuasca ingerida. El mundo de visiones en el que entra es a la vez un camino introspectivo que puede ofrecer experiencias tanto positivas como también negativas.

Agregar Comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Tendencia