Inicio Santa Marta #Video Tiburones gato y limón siguen disfrutando de las playas de Santa Marta

#Video Tiburones gato y limón siguen disfrutando de las playas de Santa Marta

por Redacción SMAD

Varios ejemplares fueron vistos en playa Salguero, Bello Horizonte, Piedra Hincada y Taganga. Expertos recomiendan tener cuidado y no molestarlos.

La tranquilidad de las playas samarias gracias al confinamiento por el Covid-19, ha propiciado la continua visita de tiburones a los balnearios de Santa Marta, las cuales han sido grabadas por las personas que viven cerca en edificios cerca al mar.

Según los conocedores de esta especie, los tiburones vistos en playas de Salguero, Bello Horizonte, Piedra Hincada gatos y Taganga, son los conocidos como gato y limón. Los cuales, si bien no son peligrosos, son de mucho cuidado.  

Franco Ospina, director del acuario El Rodadero aseguró en Blu Radio, que gracias al confinamiento ha hecho que estos animales regresen a unos espacios de los que se habían alejados hace muchos años por la presencia del ser humano, recalcó que este es un fenómeno mundial.

“Por la cuarentena ante el Covid-19 no hay lanchas, ruidos o bañistas. Después de muchos años los tiburones han vuelto a rondar esas playas. Antes del auge del turismo uno los encontraba desde el sur de El Rodadero hasta Ciénaga, que era una zona rica en especies de su alimentación”, recordó.

En varios videos que circular por redes sociales, se puede observar que los tiburones llegan muy cerca de la orilla, a unos 2 metros, lo que ha genera preocupación entre las personas pues temen que al regresar a las playas estos animales puedan atacarlas. Ante esto el acuario El Rodadero dijo que “aunque los tiburones gato y limón son inofensivos para el ser humano, lo mejor es mirarlos de lejos, no molestarlos ni tratar de tocarlos”.

Esta posición fue reforzada por parte del buzo profesional, Jader Fontalvo López quien conoce muy bien esta zona marina, manifestó que el tiburón gato se mantienen cerca de las cuevas de los alrededores donde se alimenta de peces y ejemplares marinos pequeños.

“Son tranquilos, pero no hay que molestarlos y mucho menos tocarlos, solos hay que dejarlos disfrutar de su espacio. Ellos ahora con la tranquilidad de las playas has salido en busca alimentos porque por esa misma tranquilidad la zona se volvió rica en peces y otras especies”, puntualizó.

Noticias relacionadas