Inicio Santa MartaUn año sin Albertico “Soy un convencido que antes que fallara el Estado, está fallando es la familia”: director del ICBF

“Soy un convencido que antes que fallara el Estado, está fallando es la familia”: director del ICBF

por Redacción SMAD

Joaquín González Iturriago, director regional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, dijo que ante los problemas de violencia contra niños, niñas y adolescentes y la violación de sus derechos, que la que está fallando es la familia, antes que el Estado.

Sobre el caso del niño Albertico Cardona, dijo “Cuando hay eventos que involucran a niños, niñas y adolescentes, máxime si esos eventos atentan contra su integridad, lo primero que hacemos es abrir la ruta de atención psicosocial o la ruta en el marco de la protección integral de los procesos administrativos de restablecimientos de derechos”.

“En el caso del niño Albertico de Tigreras, efectivamente hace un año de su desaparición, un año en el que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar lo primero que hizo fue una intervención psicosocial a su familia, a sus compañeritos en el colegio, porque son eventos que afectan también a sus compañeros, eso lo hicimos y lo seguimos haciendo”, informó el director del ICBF.

Indicó que eso lo hacen porque es su responsabilidad, por el restablecimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes y segundo porque como la primera institución de protección del Estado que es el ICBF.

“Es tanto así que en días pasados nuestra directora Juliana Pungiluppi realizó un acuerdo internacional para darle esa relevancia a la protección de los niños, niñas y adolescentes, acuerdo que busca combatir precisamente la violencia contra ellos, por eso nosotros propendemos por garantizar esos derechos y activar las rutas de atención con los otros agentes del sistema nacional del Bienestar, que en su orden serían, para el caso que nos atañe, la Fiscalía General, que es el cuerpo competente para las investigaciones, la Policía, Secretaría de educación, la de salud y todos los cuerpos de rescate que acompañaron la búsqueda activa del niño y que todavía lo siguen buscando”, agregó.

“Quizás la comunidad cree que ya ese caso se olvidó, eso sigue, lo que no podemos es revelar en que estado están las investigaciones, porque cada entidad es competente en lo que hace, pero en cualquier momento puede haber noticias sobre el caso de estos niños, son casos que arrancaron lagrimas de dolor, de impotencia por ser tan aberrantes, pero desde lo institucional nos da un parte de tranquilidad porque sabemos que todas las cosas se han ido haciendo conforme nos mandan nuestros lineamientos, a pesar que el dolor todavía embarga a esta familia, nos seguimos preocupando, atendiendo e interviniendo a esas familias y a su entorno, en donde los niños tenían su vida social”.

¿QUÉ HACE EL BIENESTAR POR EL ENTORNO DEL NIÑO?

“Lo primero es la intervención psicosocial con un grupo interdisciplinario integrado por una psicóloga, una trabajadora social, un defensor de familia, que es la autoridad competente y dueño de los procesos de protección, y un nutricionista, ellos trabajan con la familia, en el primer momento porque hay un duelo y lo primero que hace el equipo es ayudar a superar ese duelo, para que dentro de su dolor comprendan el momento, pero al mismo tiempo hace intervención al grupo de hermanos y les hace valoraciones que sirven para la verificación de los derechos”, explicó.

Agregó que, “en el caso que se llegue a comprobar que algunos de sus derechos han sido vulnerados, o se encuentren en riesgo, debemos intervenir en las rutas de atención con las otras entidades del sistema”.

“Sin por algunas circunstancias, al interior de su hogar encontramos que los niños no tienen sus derechos garantizados, o que le están siendo inobservados, debemos intervenir, tanto pedagógicamente como a través de medidas de protección, en este caso la autoridad competente, que es el defensor de familia apertura un proceso administrativo de restablecimiento del derechos, y ahí puede suceder, que el circulo primario no es garantista de derechos, entonces el ICBF debe tomar al niño bajo su protección y llevado a un hogar sustituto, en donde le Instituto invierte para que los derechos del niño sean garantizados, porque nuestro deben institucional es propender por la garantía de esos derechos”, enfatizó González Iturriago.

¿Desde su punto de vista qué está faltando de parte del Estado para garantizarles la seguridad a los niños?

“Yo soy un convencido que antes que fallar el Estado, está fallando es la familia, y bajo ese entendido es que consideramos que debemos trabajar más con la familia, por eso estamos para aperturar un programa que se llama “Mi familia”, precisamente porque demos fortalecer a la familia, el primer entorno protector, y con acompañamiento del Estado desde la perspectiva de la garantían de derechos, porque recuerden que hay una corresponsabilidad, la familia, el Estado y la comunidad organizada, por eso cuando tengamos familias responsables, que estén pendientes de sus hijos, vamos a tener menos violencia, menos niños expuestos al abuso, a la violación, pero es desde la familia donde debe darse ese primer circulo protector, es que el Estado se encarga es de un problema que ya pasó, porque el primer entorno falló, pero el Estado no puede cargar con toda la culpa, es posible que todos seamos culpables, pero tenemos que apuntarle es al fortalecimiento de la familia”, dejó claro el director del Instituto Colombino de Bienestar Familiar en el Magdalena.

Noticias relacionadas