Connect with us

Hi, what are you looking for?

Magdalena

Las fallas en las prioridades de inversión pública que han mantenido la crisis social en Puebloviejo

El municipio ha sido receptor de inversiones en obras que podrían considerarse un lujo para una población que no cuenta ni con lo básico.

Para el año 2019 el presupuesto del municipio de Pueblo Viejo se aprobó en veintitrés mil seiscientos noventa pesos, aunque es un presupuesto escaso las inversiones de los últimos años no han apuntado precisamente al desarrollo social.

La localidad recibe regalías por $700 millones anuales por transporte al gas, a cargo de Promigas, y unos $270 millones por impuesto al combustible proveniente de las estaciones mayoristas, después de deducir los gastos y la inversión para el régimen subsidiado de salud y lo concerniente a educación deja un margen muy pequeño de inversión.

Los últimos cinco años en el municipio de han hecho grandes inversiones con la contribución del Gobierno del Departamento, el Gobierno Nacional la mayoría calificadas como de menor prioridad considerando el estado actual de lugares como Tasajera que requieren inversión en lo básico.

Sus habitantes reconocen que no son solos ellos los únicos a quienes el gobierno municipal debe atender, pues los otros 7 corregimientos Bocas de Aracataca, Isla del Rosario, Palmira, Palos Prietos, Tierra Nueva, Nueva Frontera y Casa Loma tienen también sus necesidades. Sin embargo, lideres comunales como Vitelba Ariza, afirman que en nivel de importancia para inversión “después de la cabecera venimos nosotros”.

La crisis ambiental y social que vive Tasajera no es ajena al Gobierno del Magdalena, como tampoco lo es a la Nación y mucho menos al municipio de Pueblo Viejo, al cual le pertenece.  

“La luz, el agua, la basura y nos seguimos indignando por la falta de oportunidades, por la degradación medio ambiental de la Ciénaga Grande, por la erosión costera que literalmente nos está comiendo, por las condiciones de insalubridad en que vivimos, por los malos servicios de salud, por los pésimos indicadores de educación, por la inseguridad que cada minuto es más creciente” así describe Erikstand Rodríguez, académico oriundo de este municipio y excandidato a la Alcaldía, los problemas que los acogen.

Con buenas intenciones o por tecnicismos, Pueblo Viejo ha sido destino de inversiones millonarias que no han tenido la capacidad de mejorar ni un pequeño porcentaje la calidad de vida de los residentes:

 EL ELEFANTE BLANCO

Con una inversión que asciende a los 6.300 millones de pesos, Francisco Gutiérrez, durante su último año de mandato inauguró el sistema de acueducto que abastecería de agua potable a más de 20 mil habitantes de tres corregimientos del municipio de Pueblo Viejo, pero que hoy en día sigue sin funcionar.

El proyecto de Construcción, acompañamiento, post construcción, ampliación del acueducto y fortalecimiento institucional, fue ejecutado por la firma contratista Consorcio Ocol 11, con el acompañamiento de la administración departamental a través de Aguas del Magdalena, con la interventoría de Afa, para ser operada por la Cooperativa de Gestores Ambientales de Tasajera (Coopgeatas).

La obra que fue viabilizada por el Ministerio de Vivienda Ciudad y Territorio y  ejecutada con recursos de Fonade, prometió brindar un servicio de agua con calidad las 24 horas al día y 7 días a la semana, pero hoy en día el agua no llega a las casas.

Pueblo Viejo por su parte desde el inicio del gobierno de Wilfrido Ayala que sucedió a Francisco Gutiérrez quien lo inauguró, no ha utilizado el acueducto, Gutiérrez asegura que él entregó un acueducto funcional que no fue prioridad para su sucesor.

“Siempre lo dije, el pueblo no quiere más discursos, sino más resultados en uno de los problemas más grande que tiene el municipio por la falta del líquido vital, problema que se ha agudizado durante los últimos 50 años”, dijo Ayala quién asegura que durante su gobierno siempre le apostó a que la deuda histórica de saneamiento básico se solucionara.

LAS CANCHAS DE LA DISCORDIA

En un municipio sin agua, con problemas de energía eléctrica y necesidades básicas fue considerado por los detractores del exalcalde Wilfrido Ayala poco acertado canalizar la inversión hacia la inauguración de modernas canchas sintéticas.

En agosto de 2018 y con una inversión de $350 millones de pesos, recursos propios del municipio se hizo entrega oficial a Tasajera de una moderna cancha sintética, un parque infantil y el biosaludable para adultos.

Dentro del Plan de Desarrollo Municipal, se proyectó la construcción de diez escenarios deportivos y recreativos similares en los cuatro años constitucionales del alcalde Wilfrido Ayala Moreno. Hasta el último mes de su gobierno, Ayala estuvo entregando canchas.

UN LUJO SIN UTILIDAD

En jurisdicción de Pueblo Viejo el Gobierno Nacional hizo una inversión de 12.700 millones de pesos y el departamento aportó el lote en donde se realizó el parador turístico que prometía mejorar las condiciones de vida de cientos de habitantes de esta región del Magdalena, incentivando la economía desde la explotación turística de la Ciénaga Grande.

La obra duró 13 meses en su ejecución, dando inicio el 2 de enero del 2018, pero para agosto de 2019 no contaba ni siquiera con un operador que hiciera realidad las buenas intenciones de la obra que nunca se ha puesto a funcionar.

EL ETERNO PROBLEMA SIN SOLUCIÓN

El 25 de julio del 2017, pescadores y habitantes de la franja costera entre Ciénaga y Pueblo Viejo, afectados por un minitsunami que una semana antes los afectó, protestaron en la Asamblea por el silencio de las autoridades en la solución al problema de erosión costera.

Para los habitantes de Tasajera, el Gobierno Nacional los ha olvidado por muchos años porque la erosión crece todos los días. Los barrios de Tasajera amenazados por este fenómeno natural son Adonai, La Gloria, Nuevo Horizonte, La 40 y Panamá.

“Nada más le ha dedicado tiempo y recursos al kilómetro 19 olvidándose del resto de la zona costera” dijo Enrique Maldonado, líder de Los pescadores de Tasajera.

Y podría tener razón si se considera que en diciembre pasado, mediante dos procesos de licitación se contrataron los estudios y diseños para las obras de protección costera de los kilómetros 19 y 28 de la vía, muy lejos de la población pero de importancia para el tránsito entre los departamentos de Atlántico y Magdalena. La inversión total es de $7.825 millones, incluyendo la interventoría.

Más de diez años llevan pidiendo una solución, se ha dedicado estudios, foros y conversatorios, pero ninguna solución concreta a este problema que tiene a 4 familias al borde del colapso, viviendo con el mar en su patio.

Written By

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar

Judiciales Local

Los sujetos se hicieron pasar como vendedores de electrodomésticos. En el barrio La Esperanza del municipio de Fundación, la Policía del Magdalena capturó a...

Santa Marta

La mandataria compartió un desayuno con 11 cabildantes, a quienes les pidió apoyo en la aprobación de proyectos. Comienzan a moverse las fichas en...

Magdalena

En total son 12 los lesionados en el departamento. Entre los afectados hay un menor de 13 años.  En alerta se encuentran las autoridades...

Magdalena

Más de mil comerciantes se han visto afectados con las fuertes lluvias y el crecimiento del Río Magdalena. Pese a que los niveles del...

Magdalena

Los estudiantes obtuvieron el aval para realizar sus prácticas profesionales y se suscribieron al Código Deontológico. El Programa de Psicología de la Universidad del...

Santa Marta

Así lo confirmó la Alcaldía de Santa Marta luego que la ciudadanía denunciara cobros excesivos.  Tras conocer la inconformidad de los usuarios que denunciaban  abusos...