Connect with us

Hi, what are you looking for?

Opinión

La Quebrada del Sol

Salir del Rodadero, cruzar la ciudad y pasar por la entradas de los barrios once de noviembre, garagoa, timayui y cantilito; dejar a un lado la vía hacia Bonda, continuar por la troncal, mirar el ingreso al Parque Nacional Natural Tayrona, ver los ríos Piedras, Guachaca, Buritaca y observar desde lejos al Don Diego, hasta llegar al caserío de los Linderos, donde tomamos una legión de motos, para subir y bajar los doce kilómetros y medios que tiene la carretera que nos conduce a un sitio, en donde se quiebra el sol en la mitad del camino; uno puede inquirir y reconocer el nevado que todavía se resiste a desaparecer.

Hoy tuve la grata sorpresa de encontrar un lugar donde están presentes los pueblos originarios Kogui y Arhuacos, comunidades religiosas, que en su homilía, para tener interacción con las personas, hacen uso de las tecnologías de la información y comunicaciones. Para enseñar el contenido del viejo y nuevo testamento, echan mano de un instrumento musical tradicional, la tambora, con el propósito de ambientar mejor sus largas horas de culto, pero en ésa comunidad multicultural también están presentes los campesinos, que cultivan yuca, plátano, malanga, ñame, frijoles, café y cacao.

A la entrada de la población existe un pequeño aviso, labrado en madera, que les da la bienvenida a la gente que los visita, en la lengua ancestral de los pueblos, en Castellano que es el más usado por la mayoría de la gente y en Ínglés, para recibir a los turistas que pernoctan ahí y van camino a la Nevada.

Visitamos el área que ocupa la comunidad indígena; para éso tuvimos que cruzar la quebrada, posteriormente estuvimos conociendo el colegio de los pueblos históricos, después nos desplazamos a las casas de las familias Kogui y Aruhaco, observamos los diminutos cultivos de coca que ellos tienen para su uso y costumbres, al final encontrarnos con el famoso Agustín, una de las autoridades tradicionales, quien nos obsequió sus hilos sagrados a cada uno de los integrantes de la comisión del gobierno Distrital.

La literatura y la cultura política, resaltan que las sociedades multiculturales y diversas, tienen una de sus fortalezas en la participación plural de las diferentes civilizaciones y culturas, que la conforman.

En este nano cosmo, se han vivido momentos desagradable y complejos; hace unos meses unos mensajeros de la muerte, cegaron la vida de un líder del pueblo, las venganzas y la información distorsionada, al parecer fue el origen de tan fatal suceso.

Aquí está presente un destacamento del ejército nacional, ellos que siempre nos acompañan en nuestra giras por las veredas y corregimientos del Distrito especialmente en la zona rural, son en la actualidad unos garantes de los derechos de la población; estuvieron cerca de la reunión para no generar malos entendidos con las comunidades autónomas.

Nosotros estuvimos presentes, para
concertar con la comunidad, el tipo de proyecto que el gobierno distrital desea ejecutar, conjuntamente con los diferentes actores sociales locales, todo ello, con el fin de reducir la pobreza y lograr un crecimiento amplio, que impulse la prosperidad compartida.

Ahora el mundo rural es totalmente distinto al del pasado más inmediato, ya existe un híbrido entre la cultura tradicional del campo y los diversos bienes y servicios que la vida urbana produce, un ejemplo fehaciente es que los avances tecnológicos están al acceso de las familias, la televisión, los celulares, los electrodomésticos, las neveras, los aires acondicionados, los computadores, la red wifi.

La población de Quebrada del Sol, tiene que comprender que su futuro estará ligado a sus riquezas naturales e históricas; contar con la presencia de pueblos originarios que hablan su lengua, tener una riqueza hídrica que los alimenta, poseer una biodiversidad exuberante, éstas tres variables pueden ser una poderosa herramienta para promover el desarrollo sostenible e incluyente, de este maravilloso territorio.

Antes visitábamos el Campo caminando a lomos de mulas, burros y caballos. Ahora las motocicletas pueden superar las barreras de movilidad que antes teníamos y acortar distancias.

Esta tierra esta llena de paisajes periféricos hermosísimos, productos de la creación de la naturaleza, la cual de manera tranquila y sostenible reproduce su exhorbitantes ecosistemas, este lugar podría ser un pequeño pedazo del paraíso, aquí deberíamos preguntar qué significa habitar el tiempo y el espacio en esta época.

Las sociedades, los pueblos, las familias y las civilizaciones las construyen las múltiples especies que habitan en el universo, la humana muchas veces contribuye a crear una versión más amigable, tierna y dulce, de lo que podríamos ver cómo un tipo de tribu sedentaria en estos tiempos de la post-modernidad.

Hoy está en revisión la narrativa oficial de la historia de este lugar del Distrito; se busca formular una versión que esclarezca los lados oscuros que todavía perviven en las nubes, entre ellos, el afanado interés de someter a la voracidad del mercado este ecosistema de la vida.

AABulaR, octubre 13 del 2019.

Written By

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar