Inicio Política Caicedo escuchó las inquietudes de los ariguanenses: Una es que parece que no tienen Alcalde

Caicedo escuchó las inquietudes de los ariguanenses: Una es que parece que no tienen Alcalde

por Andrés García Castaño

El agua potable, la seguridad, la educación y el desempleo se convirtieron en las principales inquietudes de los vecinos de Ariguaní en la visita hecha por el gobernador Carlos Caicedo, en su acostumbrada mesa participativa con las comunidades magdalenenses.

Aparte de las históricas problemáticas que embargan la tranquilidad de la población una parece ser la más preocupante y la que fue notable en medio de la visita del Gobernador: “no tenemos Alcalde”.

David Farelo Daza, alcalde de Ariguaní, no se presentó al evento en el que Caicedo escucharía las quejas, inquietudes y propuestas de la comunidad de El Difícil, para incluir dichas necesidades en el plan de desarrollo.

Lo peor es que la falta de un Alcalde con la disposición de sacar adelante el municipio, fue lo más notable al no contar con la presencia del burgomaestre en el patio del Liceo Ariguaní, donde se desarrolló el evento.

“Que mal gusto. Un Alcalde que no recibe a un Gobernador en El Difícil, esto es como una muestra que no le importa lo que se pueda trabajar por el municipio”, mencionaron varios de los presentes.

Muchos en Ariguaní aseguran que Farelo Daza parece haber insultado la ya reconocida hospitalidad de los habitantes del municipio, pues no fue el mejor anfitrión en la llegada del Gobernador a su tierra.

Farelo desaprovechó la oportunidad de estar con la Viceministra de Educación y entablar una conversación por el reto que tiene en materia educativa en el municipio.

El ALCALDE NO FUE EL ÚNICO MAL ANFITRIÓN

La llegada de Caicedo contó con la compañía de los diputados Amed Zawady, Álex Velásquez, Rafael Noya y el vecino de Ariguaní, Joaquín Cortina, oriundo de Nueva Granada.

También algunos líderes locales, profesores, ganaderos y otros sectores que mueven la economía del municipio; lo que si llamó la atención es que como el Alcalde Farelo, otro que no hizo presencia fue el representante a la Cámara, Carlos Mario Farelo.

En Bogotá en un escritorio, en el Congreso en silencio en los grandes debates y ausente ante las necesidades de su pueblo; así se evidenció la importancia que el representante le da a su región.

Lo que si es cierto es que al menos, el Gobernador del Magdalena fue hasta donde se encontraba el Mandatario local y sostuvieron una reunión, antes de irse al corregimiento de Pueblo Nuevo, nuevamente solo a escuchar más y más problemáticas de la población.

Noticias relacionadas