Inicio Judiciales Mujer se realizó procedimiento quirúrgico en la estética Gerardo Saldarriaga y estuvo al borde la muerte

Mujer se realizó procedimiento quirúrgico en la estética Gerardo Saldarriaga y estuvo al borde la muerte

por Redacción SMAD

La samaria viajó desde Italia, país donde llevaba cinco años residiendo, hasta la capital del Magdalena para realizarse una abdominoplastia. En la cirugía contrajo una bacteria y le quemaron el abdomen.

Se trata de Miyini Paola Molina, de 38 años, mujer que desde el pasado mes de junio está pasado por una difícil situación debido a un mal procedimiento quirúrgico que le realizaron en la estética médica Gerardo Saldarriaga IPS, en Santa Marta.

Según los relatos de la afectada, ella llegó hasta su ciudad natal a principios del mes de junio, ya que se encuentra radicada en Italia, país donde vive con su esposo y sus hijos. Miyini contó que decidió viajar luego de indagar por las redes sociales de estéticas donde pudiera realizarse su cirugía; en ese entonces acudió al reconocido profesional de la salud Gerardo Saldarriaga.

“Me vine a hacer una operación aquí en la ciudad, porque toda mi familia reside en Santa Marta, en Italia no tengo absolutamente a nadie. Yo antes indagué por medio del internet los médicos, y me llamó mucho la atención la clínica Gerardo Saldarriaga que queda diagonal a la clínica La Mujer”, manifestó Molina.

Seguidamente, la afectada agregó que “llegué allá y ellos me dijeron que eran cirujanos plásticos y que podían hacerme una abdominoplastia, yo quería quitarme una grasita que tenía debajo de la barriga que me quedó después de tres cesáreas, entonces los músculos los tenía muy separados. Un médico de Italia me recomendó hacerme una mini abdominoplastia, entonces yo le dije que porqué una abdominoplastia sino yo soy una mujer que no he sido gruesa”.

Miyini Molina también manifestó que durante su entrevista con el médico Gerardo Saldarriaga le pidió corregir una flacidez abdominal.

“El doctor Saldarriaga me explicó todo el procedimiento y me dijo que me iba a operarme el Dr. Jorge David Canales Soto, él es cirujano plástico. Lo primero que le pregunté fue que si el pertenecía a la sociedad de cirujanos plásticos y me respondió que sí. Luego le pregunté que, si era apto para operar, y me dijo que sí, por lo que decidí hacerme la operación. Antes de operarme yo pregunté al doctor Gerardo Saldarriaga donde quedaba la sala de UCI, a lo que este me respondió que ante cualquier cosa que sucediera me trasladaban a la clínica La Mujer, no me gustó mucho la idea, pero yo ya había pagado”, aseguró Molina.

DÍA DE LA OPERACIÓN

De acuerdo con los relatado por Molina, la cirugía fue programada para el 25 de junio en horas de la mañana y esta solo debía durar entre 3 y 4 horas, según la mujer, la operación se extendió dos horas más porque, al parecer, se presentaron complicaciones.

“En la sala de cirugías se encontraba el doctor, Canales Soto, la enfermera, instrumentadora y el anestesiólogo.  La operación se complicó y salí después de 6 horas, a eso de las 6:00 de la tarde con una quemadura de tercer grado en la parte izquierda de mi abdomen. El doctor Canales dijo que no me preocupara, que simplemente se trataba de una quemadura leve que no dejaría cicatriz”, añadió Miyini.

Asimismo, Molina agregó que la quemadura ‘leve’ que le causaron, en realidad fue de tercer grado, la cual la complicó aún más hasta el punto de que contrajo dos bacterias, la pseudomona y el estafilococo.

La samaria asegura que, hasta hoy el médico ni la clínica le han querido responder por los daños causados, por lo que decidió iniciar acciones legales en contra de ambos y la clínica.

“El doctor dijo que eso no había sido culpa de él, sino de la lámpara cialítica que me había producido esa quemadura. Hasta el día de hoy no me quiere responder, la clínica solo me respondió con los medicamentos, pero con los daños morales y estéticos no han querido responderme.  Yo he consultado a otros cirujanos plásticos que, si pertenecen a la asociación de cirujanos en Colombia, estos me dijeron que es absurdo que una lámpara me fuera a quemar. Actualmente el médico no quiere responder, él dice que no fue y tampoco ha pedido ni siquiera disculpa por los daños causados”, acotó Molina.

Deja un comentario